Meteorolojía.- Efectos de un terrible temblor sentido en el mar el 20 de febrero de 1861, una hora ántes del que destruyó a la ciudad de Mendoza.

Autores/as